Diputacion de Huelva:

La vicepresidenta de la institución provincial también ha dado la bienvenida a los 26 pequeños bielorrusos de Cherbobyl que pasarán el verano en la provincia

Los 130 niños y niñas saharauis procedentes de los campamentos de refugiados de Tindouf que pasarán el verano en la provincia de Huelva gracias al programa 'Vacaciones en Paz' ya se encuentran con sus familias de acogida. El Estadio Iberoamericano de Atletismo ha sido escenario de la emotiva bienvenida a los pequeños, que pasarán los meses de julio y agosto en más de una treintena de municipios de la provincia y Huelva capital.

La vicepresidenta de la Diputación Provincial, María Eugenia Limón, presidente de la Federación Provincial de Huelva de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, Luis Cruz, y la coordinadora del programa 'Vacaciones en Paz' en la provincia, Guadalupe Camacho, han recibido a los pequeños, procedentes del aeropuerto de Málaga, en un momento muy esperado por sus familias de acogida, con muchas de las cuales repiten los niños y niñas saharauis.

Según subraya M.ª Eugenia Limón, para estos pequeños ésta es la única oportunidad que tienen de salir del desierto durante los meses más duros, los del verano, cuando las temperaturas alcanzan y superan diariamente los 50ºC. "Gracias al trabajo de la Federación y la solidaridad de muchas familias de nuestra provincia, esos niños y niñas tienen la oportunidad de pasar dos meses de vacaciones entre nosotros, evitando la dureza del desierto y brindándoles la oportunidad de disfrutar de un verano en nuestros pueblos, coniviendo con familias en los que son uno más, además de la importancia que tiene para estos niños de alimentarse bien y pasar revisiones médicas, otra clave fundamental del programa”.

Por su parte, el presidente de la Federación Provincial de Huelva de Asociaciones Solidarias con el Sahara, Luis Cruz, que ha remarcado que "sin la aportación y el apoyo la Diputación este proyecto no sería posible", ha querido resaltar la solidaridad de los onubenses ya que, a pesar de ser Huelva una de provincias más pequeñas en población de Andalucía, “se sitúa entre las primeras en respuesta solidaria con el pueblo saharaui, tanto en acogida de niños como en el envío de ayuda humanitaria”.

Entre las novedades de este año hay que indicar que atendiendo a las nuevas normas en los campamentos, que priorizan que los niños y niñas salgan a partir de los 8 años -en las últimas ediciones venían más mayores-, de manera que dejen de venir a los 12 años y den paso a los más pequeños.

El proyecto no se limita a que los menores pasen unas vacaciones en nuestra provincia, sino que tiene también importantes repercusiones positivas en su salud. Debido a las difíciles condiciones en la que viven habitualmente, muchos niños llegan con problemas médicos derivados de una deficiente nutrición, por lo que resulta imprescindible realizarles un exhaustivo reconocimiento médico, con el fin de detectar posibles patologías e indicarles el tratamiento o la intervención a realizar. Es habitual que algunos de los pequeños que presente problemas especialmente serios de salud que no pueden ser solucionados en los dos meses de verano prolongue su estancia para recibir el tratamiento adecuado.

La Diputación Provincial de Huelva apoya desde hace años el proyecto 'Vacaciones en Paz', contribuyendo a los gastos ocasionados por los vuelos de los menores a España desde los campamentos refugiados. Este año el convenio tiene una cuantía de 32.000 euros para este proyecto y para apoyar también el envío de alimentos a los campamentos, 'Caravana por la paz'
Ambos proyectos son fundamentales para la supervivencia de los refugiados saharauis, que subsisten desde hace más de 30 años en campamentos que se ubicaron de manera provisional en la región de Tindouf (Argelia), en el desierto del Sahara, a la espera de que se solucione el de forma definitiva el conflicto que los enfrenta con Marruecos y poder volver al Sahara Occidental.

Los niños y niñas bielorrusos también han llegado a la provincia

La vicepresidenta de la Diputación, María Eugenia Limón, también ha recibido hoy a los 26 niños y niñas bielorrusos que pasarán el verano en la provincia de Huelva, que han venido acompañados por el presidente de la Asociación Asnia (Asociación de niños/as en acogida en Huelva), Fernando Velo, y por la técnica responsable del proyecto, Nieves Sánchez, además de los monitores y acompañantes de las familias.

La Diputación de Huelva, a través de su Servicio de Cooperación Internacional apoya a la Asociación Asnia (Asociación de niños/as en acogida en Huelva) con una subvención nominativa de 6.000 euros en 2018 y a otra asociación hermana Sanicher, con otros 6.000 euros, para la realización del Proyecto de Acogida para los niños y niñas bielorusos.

El proyecto consiste en traer en los meses de verano a menores de zonas contaminadas de Bielorrusia por el accidente nuclear en Chernobyl, ya que está demostrado científicamente que periodos de tiempo superiores a 40 días mejora notablemente la salud de los pequeños. Estos niños y niñas, con edades comprendidas entre los 7 y 17 años, pasan el verano en casa de familias de la provincia de Huelva como un miembro más de la familia.

Durante su estancia, el programa contempla una serie de actuaciones médico-sanitarias tendentes a la consecución de la descontaminación como otra que pretenden mejorar la salud general de los pequeños. También realizan actividades lúdico-culturales que permiten dar a conocer a los menores nuestra lengua, cultura y tradiciones.

La vicepresidenta les ha dado la bienvenida y les ha deseado un feliz verano, mientras que los responsables de las asociaciones han agradecido la colaboración que la Diputación de Huelva brinda cada año al proyecto de acogida.



Fuente: Diputacion de Huelva

Lateris Huelva

0 comentarios :

Publicar un comentario